Hoy os vamos a hablar del proceso de anodizado en el aluminio,  que sirve para proteger la superficie. Si no lo conoces, sigue leyendo.

¿Qué es el anodizado?

El anodizado del aluminio es un proceso electroquímico,  por medio del cual, se forma en el aluminio una capa protectora de óxido de aluminio sobre la superficie del aluminio base. El proceso consiste en someter al aluminio a una inmersión de ácido (generalmente sulfúrico) y al pasar corriente se libera el oxígeno que al reaccionar con el aluminio genera una capa de óxido cuyo espesor varía con el tiempo de paso de la corriente. Para cerrar los poros que presenta la superficie del aluminio anodizado se lo sumerge en agua caliente. De esta manera queda finalizado el procedimiento, y el aluminio queda mucho más resistente a la abrasión y corrosión, siendo así más duradero.

Ventajas del aluminio anodizado:

-No necesita mantenimiento.
-Aumenta la protección contra la lluvia, el sol, la humedad.
-Aumenta la dureza superficial
-Acabado decorativo, se pueden obtener diferentes tonalidades
-Resistencia a la abrasión y al desgaste.
-Resistencia a la corrosión.
-Al utilizarlo en construcción se debe tener cuidado de no marcharlo con la mezcla, además de protegerlo de ataques de ácidos y alcalinos.

Usos del aluminio anodizado:

-Diferentes usos en la construcción, como puertas, marcos, ventanas, estructuras de techos.
-Herrajes para diferentes usos en la industria de la construcción o en la peletería, como mangos, de puertas, cajones, etc, o hebillas y decoraciones para cinturones y bolsos.